La Inteligencia Artificial es una herramienta eficaz para encontrar soluciones en muchas áreas de los diferentes sectores. Es muy útil en todos los departamentos y unidades organizativas, como Recursos Humanos, Atención al cliente, Marketing, Logística o Producción. Sectores como Retail, Turismo, Salud o en el ámbito universitario, como ya hemos hablado en este espacio en varias ocasiones.

La Salud, sin embargo, no parecía ser el lugar más obvio donde la IA puede resolver necesidades concretas. La crisis sanitaria que estamos viviendo ha demostrado que se necesitan todos los recursos a nuestro alcance para que el cuidado de la sociedad sea eficiente y global. Por eso estamos viendo cada vez más iniciativas de carácter público y privado que están explorando las capacidades de la IA en el ámbito de la salud.

Nuevas soluciones

La Universidad del País Vasco (UPV) ha presentado a TensioBot. Gracias a un proyecto de investigación multidisciplinar, la universidad vasca ha puesto en marcha un programa informático que envía instrucciones y advertencias a los pacientes, en formato de conversación, vía Telegram, para que puedan tomarse correctamente la tensión arterial en casa.

Según una información publicada en la UPV, este nuevo chatbot envía a los pacientes recordatorios para comprobar su tensión arterial, da consejos sobre buenas prácticas de control, realiza el seguimiento de las mediciones, recogiendo los datos en gráficos y, según Juanan Pereira, investigador del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos “envía alertas médicas y permite al personal sanitario acceder a la información actualizada de las mediciones”.

Este proyecto, que ha ido madurando durante varios años, aporta una doble clave para el éxito: El trabajo en común y la gestión eficiente de los datos. Teniendo en cuenta estas dos claves, la Inteligencia Artificial puede, no solo crear soluciones sino detectar nuevas necesidades.

Trabajo en común

Del trabajo en común también ha surgido Catalina. Es el chatbot que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) adjudicó a 1millionbot para dar una respuesta urgente a las demandas de los ciudadanos de la República de Ecuador.

El chatbot está alojado en 79 páginas oficiales, y en sus tres primeros meses de funcionamiento ha recibido la interacción de casi 135.000 usuarios, y tiene una tasa de acierto muy cercana al 90%.

1millionbot sigue apostando por la Inteligencia Artificial como palanca para impulsar la salud y el bienestar de las personas y va a desarrollar, gracias a la Agencia Valenciana de la Innovación, un proyecto para ayudar a las personas mayores a ganar independencia, mejorar su capacidad de memoria y su conexión con la sociedad. Para ello, 1millionbot no va a estar solo. Va a trabajar conjuntamente con Cáritas, Brainstorm Multimedia y el Instituto Tecnológico de producto infantil y ocio (AIJU).

Nuevas necesidades

La buena gestión e interpretación de los datos es la otra clave del éxito. Así, la tecnología desarrollada para TensioBot por parte del equipo multidisciplinar de la UPV ya se está estudiando para usarla en el trabajo diario del personal médico. Ramón Saracho, otro miembro del equipo investigador, va a desarrollar su tesis tirando de ese nuevo hilo.

También, 1millionbot, en el funcionamiento de Catalina, encontró que aproximadamente un tercio de las nuevas demandas de información al chatbot hacen referencia a temas relacionados con los bonos de ayuda y problemas de acceso a alimentos. Esta nueva necesidad ya se ha trasladado al Programa Mundial de Alimentos (PMA), la mayor agencia humanitaria dedicada a abordar el hambre en el mundo.

La solución inteligente

Los asistentes virtuales basados en Inteligencia Artificial proponen una solución inteligente independientemente del sector industrial. Contacta con nosotros para averiguar qué puede hacer un chatbot para tu organización.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.   
Privacidad